CAPIQUERA es el nombre de la casa de mis abuelos maternos y define perfectamente el espíritu de nuestra pequeña empresa familiar, nacida del recuerdo de aquellos veranos con los abuelos en los que las mujeres compaginaban el arduo trabajo de campo con el cariño a la cocina y repostería tradicional asturiana.

Mi nombre es Elvira Rodríguez, y dejé la profesión de controladora lechera para ponerme al frente de esta empresa de repostería artesanal. Y lo hago con la responsabilidad de utilizar las antiguas recetas de nuestras abuelas, adaptándolas a nuestro tiempo. Para poder conseguir un sabor tradicional y único.

Nuestra producción artesanal a pequeña escala garantiza la frescura y una esmerada elaboración. El resultado es un producto de gran calidad que le devolverá los sabores perdidos de la infancia y que seguro le hará repetir. Actualmente contamos con 3 variedades:

  • Piqueras,
  • Galletas con chocolate, y
  • Galletas de Miel y Especias.